El ayuntamiento cierra 2017 con un superávit de 100.000€

El consistorio tiene actualmente deuda cero y 500.000€ de remanente de tesorería

El ayuntamiento de Rionansa ha presentado hoy en pleno extraordinario la liquidación del presupuesto correspondiente al ejercicio 2017, que ha dado como resultado un superávit de más de 100.000€.

Por tercer año consecutivo, la gestión del equipo de gobierno encabezado por el regionalista Pedro González se salda positivamente para las arcas municipales. “Hemos dado un giro de 360 grados a la forma de gestionar la economía en Rionansa, lo que nos ha permitido sanear las cuentas municipales y engrosarlas hasta el punto de que ahora mismo tenemos un remanente en tesorería de más de 500.000€”, explica el alcalde.

Todo ello – continúa- se ha conseguido sin repercutir más impuestos a los vecinos; mejorando las políticas sociales con nuevas ayudas para diversos colectivos (asociaciones, juntas vecinales, familias numerosas, comisiones de festejos, emprendedores…); asumiendo el coste de servicios de interés público como la ludoteca; poniendo en valor las instalaciones deportivas; emprendiendo obras de calado o modernizando la gestión municipal”.

Además del superávit acumulado, los datos presentados muestran el cumplimiento de los “estrictos” parámetros que establece el Ministerio de Hacienda respecto al  techo de gasto y la consolidación de la estabilidad presupuestaria y financiera.

El resultado de la liquidación respalda las decisiones adoptadas y, por enésima vez, vuelve a poner en evidencia al PP de Rionansa, que votó en contra de los presupuestos de 2017 afirmando que se incumpliría la regla de gasto”, afirma el regidor.

Una política de gestión que queda avalada, también, por el hecho de que el Ayuntamiento ha alcanzado un endeudamiento cero tras la amortización del préstamo heredado.

Inversión en el ‘Plan Mazón’

Con las cuentas en esta buena dirección, el Ayuntamiento concurrirá, “con todas las garantías”, a la orden de subvenciones del Gobierno de Cantabria para ejecutar trabajos de obra pública en municipios de la región, conocida como ‘Plan Mazón’.

Para la ejecución de este macroproyecto valorado en 400.000 €, de los que 250.000 serán subvencionados por la Consejería de Obras Públicas y 150.000 asumidos por el ayuntamiento, el equipo de gobierno regionalista tiene previsto acudir a una operación de crédito cuya oferta solicitará a cuatro entidades financieras.

El consistorio ha planificado la amortización de dicho préstamo de forma casi inmediata, en 2020. Un procedimiento con el que pretende “garantizar la seguridad de la operación y asegurar la liquidez de los ejercicios futuros, ya que la devolución del préstamo se vinculará a los pagos plurianuales del Gobierno de Cantabria y el porcentaje del ayuntamiento con parte de los ahorros generados, por lo que no compometerá en un solo euro a una posible corporación futura de signo diferente”, expone González.

El alcalde también ha hecho hincapié en que la política seguida en estos ejercicios, de prudencia, contención del gasto y búsqueda de la eficiencia en la distribución de recursos, ha tenido entre sus objetivos disponer de ahorros para poder concurrir a subvenciones que deben ser cofinanciadas por los ayuntamientos, como es el caso del citado ‘Plan Mazón’.

Así evitamos tener que rechazar proyectos, como sucedió en 2015 al tomar posesión, cuando tuvimos que descartar un proyecto subvencionado de más de 100.000€ por carencia de liquidez y dificultad para solicitar financiación por el endeudamiento existente  derivado de la falta de previsión del anterior equipo de gobierno”, concluye el alcalde.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies