RIONANSA PRESENTA UN PROYECTO PARA MEJORAR EL ACCESO A CHUFÍN

21/08/2017

Requiere una inversión de 60.000€ y permitiría una explotación más eficiente de la cavidad

El alcalde de Rionansa, Pedro González, ha mantenido una reunión con la directora general de Cultura del Gobierno de Cantabria, Marina Bolado, para presentar un proyecto de mejora en el acceso a la Cueva de Chufín. Esta cavidad, Patrimonio de la Humanidad, se halla en un enclave natural de singular belleza pero difícil acceso, junto al pantano de Palombera.

Es por ello que desde el ayuntamiento se ha realizado un estudio técnico para reorganizar de forma óptima dicho acceso. El proyecto se ha llevado a cabo en coordinación con Daniel Garrido, responsable de la cueva desde la Sociedad Regional de Educación, Cultura y Deporte (SRECD) y pone sobre el papel una propuesta sencilla, basada en cuatro ejes de acción.

En primer lugar, el ayuntamiento habilitaría un aparcamiento a una distancia aproximada de un kilómetro hasta la cueva. Desde allí, comenzaría una breve ruta a pie siguiendo la línea del embalse.

Este trayecto discurriría por la zona de policía del embalse, realizando trabajos de enlosado de caminos, instalación de plataformas en zonas abruptas y barandillas de madera, todo ello, intentando alterar lo menos posible la naturaleza de la zona, pero dotando de seguridad al camino. “De esta manera, el visitante tendría la oportunidad de pasear por un paraje idílico, rodeado de arboledas y junto al embalse, iniciando su experiencia por este singular espacio desde el mismo momento en que deja su coche en el aparcamiento”,  explica el alcalde de Rionansa.

Al final de este camino se proyecta reubicar el centro de recepción de visitantes, que también contaría con una zona recreativa para amenizar los tiempos de espera y desde donde el visitante pudiese tener unas magníficas vistas del pantano.

Por último, el proyecto también contempla instalar un pantalán, en previsión de que en el futuro pueda accederse a la cueva a través del embalse.

El  desarrollo de todas estas acciones requiere una inversión de 60.000 euros y el proyecto se encuentra en fase de estudio por parte de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte. Durante la reunión mantenida con Bolado, la titular de la dirección general de Cultura mostró su interés por la iniciativa y se comprometió a estudiarla con detalle e intentar acometerla en un breve plazo, no descartando inciar alguna actuación este mismo año.

Repercusión

Si Cultura da luz verde al proyecto se evitarían los grandes problemas de accesibilidad actuales, que comienzan con la distancia a la que se encuentra el centro de recepción de los visitantes. Más de dos kilómetros separan este punto de la cueva, lo que obliga a los guías a desplazarse hasta allí para llevar a los visitantes en un trayecto que se prolonga durante casi una hora. Por ello, el número de visitas debe limitarse a cuatro diarias. “Una situación que no es eficiente, genera tiempos de espera innecesarios y repercute negativamente sobre el municipio”, apunta González.

Por otra parte, la distancia a recorrer se realiza en coche y a pie, con paso obligado por fincas particulares, algo que genera descontento entre los vecinos y que, además, no aporta ningún valor al visitante, cuando una ruta bien diseñada, en un paraje natural como éste, es en sí misma una actividad de interés para quienes se acerquen hasta Riclones a ver la cueva.

Otro de los inconvenientes de explotación que presenta esta cueva es que, por su proximidad al pantano de Palombera, cuando crece mucho el caudal, se inunda una zona del acceso provocando el cierre de las visitas, muchas veces, durante varios meses al año.

La ejecución de este proyecto pondría solución al problema ya que con el pantalán quedaría habilitado el acceso en cualquier época del año a través del embalse.

Al mismo tiempo, con esta propuesta incrementaría el uso que se hace de la zona, ya que el pantalán permitiría complementar las visitas a la cueva con pequeñas excursiones en lancha neumática, actividades deportivas náuticas u otras iniciativas turísticas. Para ello sería precisa una segunda fase del proyecto que incluiría la construcción de un segundo pantalán y la adquisición de la embarcación.

“Con este proyecto podríamos enriquecer las visitas turísticas a la Cueva de Chufín aprovechando nuestros propios recursos naturales. Tenemos la oportunidad de singularizar nuestra oferta turística complementando los aspectos culturaes con los naturales y paisajísticos, ya que, al indudable valor que tiene la cueva por sí misma, podríamos incorporar el singular entorno que la rodea. No conozco ninguna cueva con arte rupestre enclavada en un rincón tan bello como este” concluye el alcalde.